Loading color scheme

UNA PREGUNTA PUEDE TRANSFORMARTE

Alejandra María Molina Vanegas
Coach internacional Personal y Ejecutiva

Cuando quieres conocer o ayudarle a alguien a resolver un tema, ampliar información, reflexionar, cuestionar a alguien o algo, identificar necesidades, tomar decisiones o solucionar un conflicto, ¿Qué herramienta o herramientas sueles utilizar?, ¿Has identificado el tipo de preguntas que realizas, la calidad de las mismas y finalmente si obtuviste gracias a tu pregunta la respuesta deseada?

La pregunta es la herramienta más poderosa que un Coach tiene para ayudarle a su cliente a elevar el nivel de consciencia, la pregunta permite darse cuenta, dilucidar, pero más que eso la pregunta en modo figurativo permite DAR A LUZ, permite tener, nacer o dar vida a algo que se encontraba escondido en la mente o el corazón de aquél que brinda la respuesta abierta y sincera.

Sin embargo vale la pena pensar que existen preguntas transformadoras que permiten que el ser humano desnude sus sombras pero también saque a la luz lo que en ocasiones puede estar dormido en lo profundo de su ser.

Para hablar de luces y sombras podríamos darle una mirada rápida al mito de la caverna de Platón, donde unas personas, en un lugar subterráneo llamado caverna, han estado encadenadas durante gran parte de su vida, viendo pasar sombras a lo lejos, lo que se convierte para ellos en su realidad, entendiendo así que estas personas nunca vieron la imagen real de lo que pasaba por allí y toda su vida se dedicaron a crear ideas con su mente; si eso lo llevamos al Coaching: una de las responsabilidades del Coach es a través de las preguntas acompañar a sus clientes para que surjan posibilidades y a través de las preguntas transformadoras el Coachee salga de la caverna que se encuentra, deje de ver únicamente sombras y logre una transformación haciendo surgir nuevas posibilidades, que solo a través de preguntas hechas con amor, compasión, coherencia y empatía permitirán  salir del lugar oscuro y vivir la verdadera realidad.